104. ¿MOVILIDAD SOSTENIBLE?

El pasado mes de noviembre tuvieron lugar las I Jornadas de Movilidad Sostenible en St. Joan y, seguramente, muchos de los ciudadan@s que vieron los carteles, los dípticos o simplemente oyeron hablar de ellas se preguntaron qué era eso de la Movilidad Sostenible. Pues bien, se entiende por Movilidad Sostenible aquélla que satisface las necesidades de las personas, es decir, permite los desplazamientos de las mismas pero de una manera respetuosa tanto con el medio ambiente como con las personas que las rodean. Para que estos desplazamientos sean sostenibles y respetuosos es necesario que su coste energético sea nulo, lo que se consigue al moverse a pie o en bicicleta, o bien sea minimizado, lo que podremos conseguir al utilizar el trasporte público, o incluso el transporte privado, pero de una manera racional y sólo para aquellos desplazamientos que no puedan llevarse a cabo de otra forma, por supuesto, a velocidades moderadas, y cuantos más pasajeros se encuentren en el vehículo, mucho mejor.


Además del coste energético o contaminación atmosférica, también hay otros aspectos a tener en cuenta cuando hablamos de movilidad sostenible como son el ruido o contaminación acústica que generan los vehículos motorizados (responsables del 75% del ruido en nuestros pueblos y ciudades), y la accesibilidad de las vías y calles, o lo que es lo mismo, la presencia en mayor o menor grado de barreras arquitectónicas que imposibilitan o dificultan los desplazamientos y la movilidad de personas con discapacidad, de padres y madres con carritos de bebés, de ancian@s, de personas con carritos de la compra, de estudiantes con mochilas de ruedas y un sinfín de conciudadan@s que tienen que sortear a diario innumerables e impensables obstáculos para poder llegar a su destino, si es que consiguen llegar.


Como podemos comprobar, la movilidad es un tema que afecta a todas y todos y, por tanto, a nuestra vida y calidad de la misma. El vehículo privado ha pasado de ser algo que facilitaba y mejoraba nuestras vidas, a ser uno de nuestros peores rivales debido al uso excesivo que hacemos de él, convirtiéndolo en el protagonista de nuestros espacios, en especial los urbanos.


Para que esta situación mejore y tome un rumbo más adecuado y saludable tanto para nuestra salud, física y mental, como para la del medio ambiente, es necesario que nuestros hábitos y costumbres, así como nuestras prioridades en la vida sean modificadas. Y por supuesto, este cambio ha de ir acompañado de una mejora en las infraestructuras existentes como son las redes de transporte público, las de bicicarriles y las zonas peatonales de manera que se minimicen las fricciones del peatón y del ciclista con el vehículo privado.


A continuación, resumimos en un decálogo las medidas a tener en cuenta para una movilidad realmente sostenible:


1. Priorización del transporte público y de las inversiones para mejorar su calidad y frecuencia, promoviendo su intermodalidad, es decir, crear estaciones donde se integren varios medios de transporte diferentes para mayor comodidad y rapidez de los usuarios.


2. Protección efectiva de los carriles-bus.


3. Plan de accesibilidad de los transportes públicos de manera que estos puedan ser utilizados por todas las personas, con o sin discapacidad.


4. Implantación de redes de itinerarios peatonales.


5. Peatonalización de los centros urbanos, permitiendo sólo el paso de autobuses, bicicletas y vehículos de residentes.


6. Creación de redes intraurbanas e interurbanas de carril bici.


7. Plan de recuperación de los espacios urbanos con el fin de convertirlos de nuevo en lugares de encuentro y de desarrollo de actividades ciudadanas.


8. Moratoria en la construcción de infraestructuras que fomenten el uso del automóvil.


9. Aplicación real de la legislación sobre Calidad del Aire.


10. Aplicación de la normativa sobre Contaminación Acústica.


Si no se tienen en cuenta todas y cada una de estas medidas jamás contaremos con una Movilidad Sostenible real, acorde con las necesidades del presente y, sobre todo, del futuro. Pongamos entre todos un granito de arena, no cuesta tanto, tan sólo hemos de pensar antes de actuar o tomar una decisión, y por supuesto, hemos de pedir y reivindicar que se pongan a nuestro alcance las infraestructuras y soportes que a día de hoy, en la mayoría de nuestros pueblos y ciudades, tan sólo son palabras, sólo palabras y buenas intenciones.

GIRA (Grup d'Iniciatives i Recursos Ambientals)

Publicado porAlfredo en 23:59  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada