23F. ENTREVISTA A FRANCISCO BURILLO REYES

LLOIXA inicia con la entrevista a D. Francisco Burillo un espacio dedicado al 30º aniversario de la intentona golpista del 23-F. Mucho se ha hablado de lo que sucedió en el Cogreso aquella tarde pero nada se ha escrito sobre cómo vivió Sant Joan aquel día de 1981. Como se suele decir, parece que fue ayer, pero han pasado ya 30 años. Es ahora cuando LLOIXA coincidiendo con el 30º aniversario ha querido entrevistar a personas destacadas de la política local de aquel momento. Empezamos como es lógico por el alcalde de nuestro pueblo aquel día, D. Francisco Burillo. La distendida entrevista, a la que nos acompañó Isidro Buades, se realizó en el Colegio Cristo de la Paz donde tantos años trabajó nuestro entrevistado.

Isidro Buades, Francisco Burillo y Paco Ramón

LLOIXA. Cuéntenos Don Paco, cómo vivió aquel día?

FRANCISCO BURILLO. Pues era un día normal y corriente, yo estaba aquí en el colegio [Cristo de la Paz], terminaron las clases a las cinco y me marché ahí enfrente, al antiguo Ayuntamiento que aún estaba en pie. Yo recuerdo que me metí en el despacho antiguo y como había una sesión en las Cortes muy importante, la dimisión de Adolfo Suárez y nombramiento de Leopoldo Calvo Sotelo, pues me llevé un transistor, o estaba allí en el Ayuntamiento, no recuerdo, y lo puse en marcha.

Comencé a despachar papeles, cosas municipales… y al momento vino Isidro Espinós que era concejal en esa primera legislatura. Nos pusimos los dos a hablar de temas varios y asuntos del municipio y empezó la sesión en el Congreso. Y de golpe, a estas horas o un poquitín antes más o menos, se oyeron disparos, gritos por la radio…. “¿Pero esto qué es?” dije yo. “¡Ché, esto es un golpe de estado!” comentó Isidro. “Eso no es posible” respondí. Nos causó una gran sorpresa a Isidro y a mí. Oímos el “todos al suelo” y, claro… la sorpresa fue enorme. Ya se sabía que los momentos no eran los mejores políticamente hablando. La UCD no estaba en sus mejores momentos, se habían producido muchísimos atentados, el escándalo de la visita del Rey a Guernica… Nosotros lo oímos todo, las imágenes ya las vimos después

Yo llamé a mi casa, pero no había nadie. “Xé, i la meua dona?” No sabía en ese momento dónde estaba… Y al cabo de una hora u hora y pico nos salimos del Ayuntamiento, más o menos en ese momento se dio la noticia de que Milans del Bosch aquí en Valencia había sacado los tanques a la calle. Nosotros como responsables del Ayuntamiento, del municipio nos salimos a dar una vuelta por la Rambla a ver si había algo y encontramos algunas personas conocidas, comentamos el tema, pero la mayoría de la gente no lo sabía, a algunos les causaba extrañeza.

LL. ¿Le llamó alguien? ¿algún concejal? ¿Alguna autoridad?

FB. Yo no recibí ninguna llamada, esa es la verdad, de ningún concejal ni de ningún político de los tres grupos que había en aquel momento en el Ayuntamiento que eran el Partido Comunista, el Partido Socialista y nosotros [UCD]. Al día siguiente sí comentamos los concejales de mi grupo y otros el tema.

Nos dimos una vuelta por aquí [el centro del pueblo], regresé de nuevo al Ayuntamiento por si se había producido alguna visita, pero no, porque pedían que la gente saliera lo mínimo posible a la calle. Yo llegué a casa, mi hijo estaba estudiando, aún no había regresado y mi mujer tampoco, puesto que se había ido a visitar a una amiga al final de la calle del Mar.

LL. ¿No se recibió ninguna notificación del Gobierno Civil…?

FB. No, nada, nada…

LL. Pues sí que fue tranquilo (risas)

FB. Por un lado es la zozobra, la sorpresa, pero por lo demás ya os he dicho, ningún grupo político me llamó “Ché, qué pasa. Oye, estamos contigo…” nada.

LL. Ni la Guardia Civil

FB. Sí, después me acerqué a la Guardia Civil. No recuerdo con quien hablé. Sería el Comandante del puesto que estaría en esos momentos allí, porque la responsabilidad era de las FFAA, el que lo comandaba [el Golpe] era el Teniente Coronel Tejero. Me acerqué… “Hola, qué tal” como nos conocíamos… pues nada... “ché lo que ha ocurrido, tal... ¿saben ustedes algo?” pregunté, “Pues no, no sabemos nada” dijeron. “Ah pues muy bien, nada…” Charlamos un momento y adiós muy buenas. Y me volví. Yo no tenía por qué esconderme de nada. Dí la cara como responsable del pueblo y se ha terminado.

ISIDRO BUADES. Con la posibilidad de que si les sale bien te habían detenido…

FB. Hombre eso está claro. Y una cosa, en casa cuando ya estaban mi hijo y mi mujer allí y ya después de la cena… claro, yo no las tenía todas conmigo. Hombre, tampoco pensé en ningún momento “van a venir a por mí”. Oye, que España estaba llena de alcaldes ¿tenían que ser precisamente todos a la vez? No (risas). Bueno, lo que sí que les dije a mi mujer y a mi hijo fue que si llegaba alguien para preguntar por mí que no se preocuparan, que entraba dentro de la “normalidad”

Después, viendo la televisión de madrugada fue cuando apareció el Rey como Capitán General de los Ejércitos poniendo en orden las cosas. A los militares creo que les cayeron unas penas de unos 30 años… pero están en la calle ya.

Y es que eso impone ¿eh?. Tú sabes eso de ver ahí a todos los diputados agachados en el suelo y 150 o 200 guardias civiles con las metralletas en mano, Tejero pistola en mano intimidando a Suárez y a Gutiérrez Mellado que permanecían de pie...


IB. Hasta hace poco aún estaban los agujeros…

FB. Están, están. Y luego ya sin pena ni gloria pasó aquello.

LL. Y después en el siguiente pleno ¿se hizo alguna condena o algo?

FB. No lo recuerdo…. Luego por el pueblo se comentaban algunas cosas de si algunos archivos de algunos partidos habían salido de la sede donde los tenían…

LL. A mí me contaron, no sé si de Comisiones o UGT, algo sobre una lista de afiliados que se llevaron mar adentro con una barquita para que no los pillaran y de repente se les para la barca y lo que son las cosas, fue la misma Guardia Civil los que les rescataron al día siguiente.

IB. Y buscando gasolina para los fuerabordas para largarse, un montón de comprometidos en Alicante…

FB. Pero aquí no…. Tenemos que darnos cuenta que aquí en San Juan no había grandes diferencias entre las personas, ni rencores entre unos y otros… aquí no. No hubo nada de nada.

LL. Tal vez sea un ejemplo para el país la convivencia que hay en este pueblo. Ni siquiera en guerra hubo grandes problemas.

FB. Se han dicho muchas cosas, unos dicen unas otros dicen otras, pero el que salvó la operación fue el Rey, capitán general de las FFAA.

LL. ¿Habló con algún alcalde de los alrededores, tiempo después, sobre cómo lo vivieron?

FB. Prácticamente, a casi todos les pasó lo mismo que me pasó a mí. Yo lo comenté por ejemplo con el de Jijona, con el de Campello, y más o menos todos tuvimos parecida opinión.

En fin, gracias a Dios hemos podido contarlo. Aquella intentona de Golpe no fue adelante.

Próxima entrevista: Manuel Ferrándiz, Portavoz del PCPV en el Ayuntamiento de Sant Joan el 23 de febrero de 1981

Publicado porAlfredo en 23:42  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada